Este trabajo de acompañarse a uno mismo, en paz, en armonía y sin aburrimiento, ni tristeza, no es fácil, a pesar que mas de una vez todo lo que te rodea, es hermoso, puede ser un buen paisaje, una buena cama, que te atiendan, a veces parece ser que el dolor del alma es tan profundo que nadie ni nada podría calmarte.

Lo único que des-cubrí hasta ahora es tener la paciencia, tolerancia y diálogo con uno mismo que te lleve a aceptar que estas donde tienes que estar y como tienes que estar probablemente no coincidas en esto pero cada fue armando su propio sendero, sin pensar siquiera ni prever ni suponer que un día te despertabas y estabas tan solo sin actividad alguna y sin tener un con quien compartir la nada, como se llega a esto? En primer lugar tuviste que haber negado mucho tiempo tus necesidades porque puede ser?
1)la pasabas bien 2) eras joven y te llevabas el mundo por delante 3) cualquier enojo implicaba un distanciamiento en vez de una búsqueda de acuerdos 4) no te dabas cuenta cuanto necesitabas que te mimen o te abracen, porque vos podías solo/a, todo….5) pusiste tu vida corriendo atrás de metas laborales y materiales sin sentirte a tu mismo, y un sin fin de motivos que te alejaron de ti y de lo que como dije antes hoy eres tu y eres tu y … tus carencias, por supuesto que tener estas carencias sentirlas y absorberlas cuando se es adolescente es totalmente distinto que encontrarse con estas carencias y soledades después de los 35, por ejemplo: ya tienes vicios, manías, estilos y sobre todo y a pesar de todo, como alguien lograste ser en lo social/laboral, toda esta mezcla, que te permite tapar y mas de una vez negar lo que te pasa y necesitabas, hace más complicado el re-encuentro en paz y sin tedio con vos y con tu dolor.

Como hacer para transitar esta etapa, si porque es una etapa que depende de cómo la encares y la resuelvas, será más larga, más corta o permanecerá latente sin resolver hasta que estés dispuesto/a y disponible
Bien, creo lo mejor para comenzar es aceptar este camino, que a pesar de que no te guste, de alguna forma conc. o inc. Has decidido tener, no importa si fue inconscientemente , lo que importa es el resultado al que arribaste hoy, hasta si fue inconsciente mejor, porque ni te diste cuenta como fue, pero hoy tienes que darte cuento por todo lo que ni te dabas cuenta antes.
Llegaste a hoy con este profundo dolor en el alma, vuelvo a repetirte esto no es de ahora, es de siempre, tapado con cosas, personas y/o actividades, pero hoy sentís frustración y tristeza al encontrarte solo/a, que vas a hacer , te vas a dar lástima a vos mismo/a?
Lamentarte por lo que podría haber sido y no fue? Le vas a echar la culpa a tus padres, novios/as, amigos/as, hermanos, amantes? Vas a añorar viejas épocas? Vas a vivir con cara de perro porque la vida te engañó?

Sugiero empezar por aceptar tu destino, tal cual esta planteado, ahora, te digo nuevamente como en otros capítulos, aceptar no es resignarse sino transitar lo que te toca sin enojo ni broncas, solo transcurriendo estar realidad y viendo como acomodas tus huesos en ella.

Seria importante que continúes encontrándole un sentido a tu vida para que estas? Que viniste a hacer a esta tierra? Cómo quieres vivir? Seguramente estas respuestas no las vas a encontrar rápido pero me parece bueno que mientras reflexiones sobre esto, que es bien profundo, comiences por valorar que el primer sentido de la vida, básico , es VIVIR, que aunque no lo creas no es poco, porque si miras a tu alrededor, hay enfermedades graves, hay imposibilidades físicas reales, hay mucho para comparar y darte cuenta, que aunque no hayas logrado todo lo que querías, VIVIR con todos tus sentidos, tus órganos y respirar todos los días y poder enfrentar estos desafíos o los que te toque no es para desmerecer.

Ahora puede pasar que mientras estas elaborando te encuentres con des-cubrir que el sentido de tu vida, pasa o pasó por otros, es decir, que viviste o vivís para que otros te reconozcan, te quieran, te valoren, te necesiten, te acepten (esposo/a, hijos, padres…) y en este punto es cuando un día te puedes dar cuento o porque te separaste, o tus hijos crecieron y ya no te necesitan, o tus padres se mueren, puede que en estas crisis de cambio, pierdas el sentido de tu vida, porque lo que venias construyendo hasta hoy, sin darte cuenta, y creyendo que lo hacías por vos en realidad pasaba por los otros y como la realidad es la realidad, cuando los otros no están, se fueron o mueren, te queda ese hueco imperceptible en donde parece hundirse todo el sentido de tu vida.

Te cuento que ese es un momento de transición en el que me parece óptimo puedas valorar que estas vivo/a y que pase lo que pase con tu vida este es un nuevo comienzo tal vez un punto de partida para un nuevo mundo que hoy tienes la oportunidad de recorrer, ADELANTE!!!!!

Por Elisa Lion
Sicrea